No es un artículo más sobre Black Friday

Black Friday

 

Hace años que el nombre Black Friday, se ha instalado en el imaginario colectivo y más bien en el calendario económico del retail. Lo vemos en la prensa, en internet o nos enteramos por el boca a boca de que existe el Black Friday y sobretodo de que tiene buenas ¨ofertas”. Sabemos de que va esta fecha marcada en negro en nuestro calendario y muchos no podemos resistir la tentación de entrar en internet y comprar productos gamberros por pocos morlacos. Al igual que halloween y el día de San Valentín el Black Friday, ha trascendido las barreras de USA, y tanto en España como en el resto del mundo se ha convertido en un fenómeno de consumo tanto online como offline.

 

Black Friday y los mitos sobre su origen

 

Hay dos teorías ampliamente difundidas sobre el origen del Black Friday.

La primera teoría pseudo – histórica propone que el Black Friday, proviene de la época colonial en Estados Unidos. En ese tiempo luego del día de acción de gracias, se llevaba a los esclavos negros al mercado para venderlos, justo un mes antes del día de navidad y del crudo invierno que se avecinaba. Pero esta cuasi leyenda urbana – histórica no tiene asidero en la realidad es más, no hay ninguna prueba arqueológica o histórica que apoye esta teoría.

 La segunda teoría tiene relación con el Fútbol Americano, en un clásico se juega desde 1890 en la ciudad de Filadelfia , entre la Escuela Naval y la Escuela de la Armada. Este partido tiene lugar el día sábado siguiente del día de acción de gracias y se juega en esta ciudad por su ubicación geográfica, equidistante a las dos escuelas. La historia dice que multitudes de personas llagaban a la ciudad el día viernes para buscar hospedaje y diversión en vísperas del match, los dueños de las tiendas además aprovechaban la gran afluencia de público y bajaban los precios de sus productos para venderlo todo. Ese día viernes es fiesta en USA y los vendedores cansados de trabajar en un día festivo bautizaron al día previo al magno evento deportivo como “Black Friday”.

 

kennedy-black-friday

 

Construcción semántica del Black Friday

La construcción semántica del término ¨Black Friday¨ es curiosa, y las palabras que forman este nombre son el resultado de la ingeniería lingüística, y el resultado esconde más de un secreto. A continuación ilustraré mi teoría acerca de porque el nombre Black Friday se ha ha grabado sin que lo sepas en tu subconsciente.

 

Black

La palabra Black = negro, tiene las asociaciones obvias a algo oscuro, por supuesto al color negro que es la ausencia de luz, o también a cosas arcanas, funestas o misteriosas (parte de un teoría conspirativa, según la película de 1992, Malcom X del director Spike Lee). El ser humano es curioso por naturaleza y es por esto que la palabra ¨Black¨ no deja indiferente a nadie, tiene un poder magnético, sino pregúntenle a Amy Winehouse con su disco de súper ventas Back to black. Ahora veamos algunas de las asociaciones históricas a la palabra negro.

El lunes negro marca un día macabro en la historia de Inglaterra, fue en Bristol en el año 1209 que en una batalla murieron 500 soldados a manos de los irlandeses. Otra referencia histórica a este color, es el jueves negro de 1929, que dio inicio a la gran depresión del 29 que marcó el siglo XX y pasó a la historia como la crisis económica más importante que se recuerde. Una referencia más actual para lo americanos, es el martes negro, nombre con el que también se conocen los atentados del 9/11.

 

spike-lee-black-friday

Spike Lee

Friday

Ahora analicemos la palabra “Friday” o viernes en castellano. Esta palabra tiene una raíz germánica, que proviene del nombre de una diosa de la mitología teutona, la diosa Frigg, algo así como la diosa Venus para los romanos.

En el idioma alemán viernes se dice Freitag, que es la evolución de ¨Frigg-Tag¨ o día de Frigg. En alemán moderno Freitag, literalmente significa “día libre”. El idioma inglés, comparte la misma raíz del alemán, porque son lenguas hermanas, Friday = free-day, otra vez, día libre. El día viernes marca el comienzo del fin de semana y podemos ver que las referencias al viernes son en su mayoría positivas, como: el viernes santo viernes, TGIF y esa canción de The Cure – Friday i’m in love.

La única excepción a estas asociaciones positivas es el viernes 13, pero esta fecha no es particularmente potente ya que históricamente ha sido opacada por el martes 13.

 

diosa-frigg

Diosa Frigg

 

El Black Friday mediante esta construcción semántica tan particular, tiene un equilibrio implícito entre las connotaciones positivas y negativas. Pareciera ser que ha sido generada de manera azarosa, pero en realidad el Black Friday mantiene una agenda secreta, ya que esta fecha fue diseñada para que los consumidores den rienda suelta a sus mejores impulsos consumistas, porque se conecta directamente con el subconsciente de las masas, suena como una loca teoría conspirativa, pero sin duda Black Friday tiene una carga emocional potente que hace eco en tu cabezas como el suceso previo a algo inminente, Black Friday te susurra sutilmente….. hoy es tu última oportunidad para comprar.

Una de las claves de su éxito radica en mezclar el lado superficial y vacío de comprar productos a destajo, con la excusa de la navidad, pero con ofertas imbatibles en un día viernes, y no hay nada mejor que comenzar el fin de semana con un frenesí de ofertas, total ya no tienes más preocupaciones, la parte dura de la semana ha terminado, ahora puedes relajarte y retribuirte sin culpas porque es ¨Friday¨.

Hey pero esto precios han sido inflados y las ofertas no son tan buenas. No te preocupes, lo pagarás luego ahora es tiempo de comprar, es Friday!

 

Verdadero Origen del Black Friday

El origen real del Black Friday está bien documentado y mezcla un poco de ficción con realidad. Se origina en el estado de Pensilvania en la década de los sesentas, y aunque sea difícil de creer fue el PPD  (Departamento de Policía de la Ciudad de Filadelfia) el que acuñó el término de Black Friday.

 

 

La razón del mítico nombre, se origina en la gran cantidad de personas que el día inmediatamente después del día de acción de gracias se abalanzaban a los centros comerciales a comprar los regalos de navidad con jugosos descuentos.

La peña obstruía todos los accesos a los centros comerciales, las calles aledañas y parkings. Los americanos no mueven un pie sino es en coche y el flujo de consumidores era tan denso que formaban una masa uniforme y oscura de gente. Existía una especie de locura colectiva en ese día, todos querían ser los primeros en llegar a las tiendas y obtener las mejores ofertas, incluso algunos delitos se cometían en este afán de compras. La policía odiaba esta fecha y por eso la bautizaron “Black Friday”.

El término Black Friday, se hizo conocido en el estado de Pensilvania en 1966 por un artículo de un periódico local y por supuesto rápidamente llegó los oídos de los ¨money makers¨ que vieron la oportunidad de ¨make a buck ¨ e instalar una fecha que produjera dividendos en ese vacío de compras que hay entre halloween y navidad.

En 1975 se extendió al resto de los estados, cuando el periódico The New York Times utilizó el término Black Fridday en una nota de prensa. El efecto a nivel nacional fue brutal, los consumidores se peleaban los productos de los estantes, simplemente era lo que el público americano necesitaba para olvidar las crisis políticas, otro día de shopping.

Pero en los estado del sur el concepto de Black, por razones históricas no les gustaba tanto y los estados confederados se resistían a incluirlo. Por lo tanto los retailers sureños, trataron de cambiarle el nombre por el de “Big Friday” pero el efecto no era el mismo, así que al final del día el dinero pudo más y el nombre Black Friday prevaleció para finalmente convertirse en la fecha más lucrativa del año incluso más que navidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *