Piano Digital Yamaha p45, un 88 teclas clásico en un mundo digital

 

Piano digital Yamaha p45: elegancia y calidad al servicio de la música

 

Para quienes se dedican al mundo de la música, y sobre todo a la producción de música electrónica, aquí tenéis un análisis  ya sea de forma amateur y entusiasta como para quiénes se sitúan en un enfoque más profesional, a veces es difícil conjugar la relación calidad-precio tan ansiada en los equipos e instrumentos que utilizan. Eso ya sin contar otras variables como el diseño y la ergonomicidad, que si bien son secundarios en cuanto al resultado musical, se agradecen a nivel visual y quedan muy chulos en un estudio. Al momento de hacer música electrónica, los productores más avezados eligen instrumentos de producción como el Piano digital Yamaha p45 que siempre da la nota.

Lo primero que destaca del piano digital Yamaha p45 es su diseño, elegante y sencillo, muy atractivo para aquellos con ganas de lucir un equipo confiable sin grandes extravagancias. Esta pieza, junto al Yamaha p115, fue presentado como relevo de los modelos de Yamaha P35 y P115 de la Serie P, la cual contó con mucho éxito entre los productores de música electrónica y pianistas en general. La renovación generacional se realizó siguiendo la idea de crear instrumentos económicos y con unas buenas características a nivel ergonómico (un peso y dimensiones nada aparatosas) que no restan ni un ápice de calidad a sus prestaciones.

Aunque el modelo P115 incluye prestaciones adicionales que pueden resultar muy prácticas para aquellos que tengan un dominio más profesional del piano digital (ritmos y estilos adicionales, por ejemplo), me centraré en el modelo P45 al ser aún más económico y suponer una opción perfectamente factible tanto para aquellos que se están iniciando en el estudio del piano como para aquellas personas más avezadas en su manejo y que quieren continuar disfrutando de sus buenas características sin un precio desorbitado y con unas características de portabilidad muy recomendables.

 

 

 

El piano digital Yamaha P45 en detalle

 

Ahora voy a hablar sobre las características técnicas de este modelo de piano digital Yamaha p45. Para empezar, dispone de 88 teclas contrapesadas con teclado GHS; esto significa que su mecanismo interno de martillos graduados estándar simula una sensación similar a tocar en un piano acústico real. La sensación al tocar estos pianos es espléndida, ya que la sensibilidad que se ha logrado en el tratamiento del teclado hace que incluso debamos presionar un poco más las notas más graves; de esta manera, cuando toquemos las teclas más agudas, la sensación será más ligera. Si esto lo vinculas con un DAW, la mezcla puede ser muy intersante ya que tienes las prestaciones de un piano mecánico con una interfaz digital. Es muy útil para hacer arpegios y tocar muchas escalas.

No hay problemas a la hora de configurar la sensibilidad del teclado, ya que disponemos de cuatro niveles diferentes para que se adapte a todo tipo de personas. Otro aspecto de agradecer es la textura de las teclas, suaves y fáciles de tocar pero con la dureza típica de un piano.

Por otro lado, su interfaz es bastante sencilla: dos botones y un regulador de volumen son suficientes para manejar las opciones del instrumento. Mediante esto podremos graduar tono, metrónomo, sensibilidad e incluso reproducir melodías de muestra. De esta manera, nos evitamos complejidades innecesarias para acceder a las opciones; un problema menos, sobre todo para aquellos que están aprendiendo su utilización. Tiene un puerto USB a Host para poder conectarlo a un ordenador o unidades iOS.

 

 

 

Conécta tu piano digital a tu ordenador.

Sonido y calidad musical con el sello Yamaha

 

Pasando a cuestiones de sonido, el piano digital Yamaha P45 nos proporciona una tecnología AWM mejorada que se basa nada más y nada menos que en grabaciones de pianos acústicos de verdad en su base de sonidos. Gracias a esto, efectos tales como la reverberación tan característica del piano de cola es simulada y muy bien lograda, sorprendiendo agradablemente a quién hace uso por su calidad y simpleza. Además, los 10 tonos posibles nos ofrecen 2 modalidades de piano distintas, así como 2 tonos de piano electrónico (perfecto para desarrollar música electrónica), 2 tipos de órgano, un grupo de instrumentos de cuerda, dos tipos diferentes de clavicémbalo y un vibráfono. Como podéis ver es un instrumento totipotencial fácil de transportar y guardar. Lo único que le faltaría a mi parecer es un sintetizador analógico para cerrar el círculo.

A pesar de resultar un modelo económico no hay que subestimar su buena calidad: dispone de dos altavoces, cada uno con una potencia de 6W, un sonido suficiente aunque algunos pueden echar de menos algo más de potencia. Tiene toma para auriculares, entrada para pedal y entrada para USB. Como detalle adicional, dispone de un cómodo soporte para partituras que solucionará problemas a más de uno: con el P45 lo han previsto todo.

Si quieres ver un análisis más a fondo del Yamaha p45 mira este video.

Y si quieres ver el clásico episodio de Tom & Jerry tocando piano de manera magistral, haz clic aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *