Cambio de Protocolo HttpS un negocio $eguro

Cambio de Protocolo Now!

Comienzo este artículo comentando que para el momento que lo estés leyendo, la página www.bocatadigital.es dejará de ser un sitio no seguro y pasará a ser Https://www.bocatadigital.es wow que cambio, lo más probable es que por ese pequeño caracter “s” en el protocolo de la URL sí te decidirás a entrar a mi página y a otras que también hayan hecho el cambio de protocolo. Este mágico cambio incrementará el CTR de mi sitio y probablemente mejorará el SEO como consecuencia,  y ya desde el snippet de mi web notarás que soy un tío de fiar y que el buen Google considera mi web como un sitio seguro.

 

En estos días ha habido un gran revuelo en el Mundo SEO por que el todopoderoso Google, ha comentado en sus canales oficiales que clasificará de NO seguras a las webs que requieran información sensible del usuario como un formulario o datos personales o también un sitio en el que que tengas que incluir una contraseña o clave bancaria, y que no tengan la bendita “$” luego del Http de siempre.  Se puede decir que Google está impulsando este cambio de protocolo, y es el dominio de dominios él  que ha establecido los parámetros para todo el ecosistema digital. Pero hasta dónde llegará su categorización de seguridad. Y una web que sólo requiera darse de alta con una dirección de e-mail, para descargar un contenido de interés o suscribirse a newsletter ¿se considera como una web de información sensible? me refiero a webs no transaccionales o de contenido como esta.

Yo entiendo que para muchas webs como e-commerce o de descargas de software, adquirir un certificado de SSL, y el consiguiente cambio de protocolo a uno “seguro” es un must. No sólo para evitar que Google te deje un mensaje en rojo en la barra de búsqueda al comienzo de la URL que diga “sitio no seguro”, que lo más probable espante un posible comprador. Pero también porque muchos usuarios en la web, desde hace ya 3 años aprox, sí toman en consideración y le dan importancia al hecho de que el protocolo esté encriptado, a la hora de visitar una web digamos en una búsqueda transaccional. Y por supuesto influirá también,  una vez dentro de la web, en el tiempo de permanencia en el sitio y número de páginas vistas, se puede decir que este cambio de protocolo afecta al CRO incluso para webs que no son marketplace.

Una de las webs que comenzó con la tendencia del cambio de protocolo, que yo recuerde, fue “Facebook”, que lejos de considerarse un marketplace en 2014, vio la necesidad de encriptar datos e información de sus usuarios para protegerlos de posibles hacking o robos de identidad, de esta manera captaría más audiencia y sus usuarios perderían el miedo a dejar sus vidas en las redes. Otra ventaja de este temprano cambio de protocolo y encriptación, tiene que ver con los objetivos comerciales a mediano corto plazo de Facebook, que descubrío el potencial de negocio que tendrían los Social Networks en convertirse en ecommerce de venta de productos de compra impulsiva y del consecuente negocio añadido de la publicidad en canales sociales. Quizá este repentino pero gradual cambio de eje de negocio, impulsó a su gran competencia Google o dar lentos pero decididos pasos a la protección de datos en la web.

 

Protección de Datos en la web un Negocio Seguro

Mucho se habla de la protección de datos en la web, como si fuera una guerra sagrada una cruzada en contra de los piratas informáticos y no me refiero solo a la ley de protección de datos europea. Aquí hay cosas que son ciertas y otras que no lo son tanto, si bien Google y GAFA en general dicen que quieren convertir la web en un lugar más seguro, hay un negocio inherente que rodea todo este aparato comunicacional y es evidente hasta para el más confiado.

Primero cabe mencionar, que para cambiar el protocolo de tu web a uno seguro, debes desembolsar pasta, lo primero es comprar un certificado SSL que puede costar desde 25 € hasta 200 €, y la variación de precios va en el mercadeo de la compañía que ofrece el certificado.

Muchas empresas de hosting al ser consultadas por este inminente cambio de protocolo, ofrecen la venta del certificado y luego la implementación del cambio de protocolo, pero no lo ofrecen como iniciativa propia en mensajes push o newsletters, los usuarios son los que deben solicitar información, un mal pensado diría que este silencio en el frente, tiene como objetivo esperar que Google deje caer su zarpa y que un día lunes todas las webs que no encriptan datos tengan un macabro cartel rojo de Sitio No Seguro. En ese momento los hostings inflarán los precios del servicio y se forrarán. Pero claro eso sería muy maquiavélico verdad. 

¿La Encriptación es el nuevo SEO?

En el año 2014 algunos portales influyentes como The guardian y Venturebeat echaron a correr una serie de rumores informando que Google penalizaría a las webs que no tuvieran incorporado el protocolo Https//, el efecto fue de un pánico generalizado entre los SEOs que daban por hecho que tendrían una bajada importante en los resultados de búsqueda si no compraban el certificado SSL y el efecto contrario en posicionamiento, un candy en las serps si te mudabas al nuevo protocolo antes que tu competencia.  La noticia tuvo el efecto de una bola de nieve que fue creciendo con el tiempo, e incluso algunos sitios falsos ofrecían un ¨certificado SSL oficial de Google“. En términos de posicionamiento web, la verdad es que el Https aún no es uno de los factores claves de ranqueo en el algoritmo de indexación de Google. Pero es correcto verdad que el cambio de protocolo, sí afecta en el SEO pero no directamente . Un ejemplo de esto, es que si una web aparece en los resultados de búsqueda, y tiene un cartel de sitio no seguro, los usuarios dudarán si entrar o no. Por lo tanto la web tendrá impresiones en la SERP, pero no clics y por lo tanto, disminuirá el CTR, y el click through ratio, sí que es una métrica que afecta al SEO. Lo mismo sucede con la taza de rebote, si un usuario hace clic desde el snippet y en la home o la landing page, observa que el sitio no es seguro para Google, no visitará otro contenido y saldrá por la misma página que ha entrado, engrosando la taza de rebote y afectando negativamente el SEO.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *